Quantcast
Notas

Mitos urbanos y teorías locas que persiguen al rock & roll

Por años nuestra vida ha estado rodeada de leyendas urbanas y teorías conspirativas que van desde los relatos de que en el baño de la primaria a la que fuiste de chiquito se aparecía un payaso, la historia de que el hombre nunca fue a la luna y todo fue un montaje realizado en un estudio o hasta la nueva retórica que ha surgido de que Bill Gates busca controlar el mundo con la tecnología 5G.

Claro está que el rock & roll no podía estar exento de este tipo de mitos urbanos que se han esparcido entre la gente y se han alimentado del morbo y la ingenuidad de las personas, aunque siempre quedará la duda de si algunos de ellos son ciertos y se han ocultado a plena luz del día sin que nosotros sospecháramos algo.

Es por ello que a continuación te contamos acerca de algunas de estas historias hilarantes, perturbadoras y llenas de misticismo que han involucrado  a varios de los rockeros más emblemáticos de la historia.

Kiss, la banda adoradora del diablo

Kiss es una de las bandas de rock que más impacto ha causado en la gente por su apariencia tan llamativa con toda esa pintura en el rostro de sus integrantes y sus vestuarios de cuero negro con vivos en plateado; sin embargo, algo que llamó la atención desde el principio fue el nombre de la agrupación, ya que se sentía no tenía relación con la imagen que proyectaban, y es que “beso” en inglés sonaba un poco fuera de lugar. Ante esto, los rumores comenzaron a surgir respecto al verdadero significado del nombre de la banda, relacionándolos con un culto satánico al convertir las siglas de Kiss en “Knights In Satan’s Service o lo que en español se traduciría como “Caballeros al servicio de Satán”.

Sumado a esto, se encontraban otros aspectos que hacían señalar al cuarteto como adoradores diablo, tales como el gesto de los cuernos que realizaba Gene Simmons, así como la imagen que proyectaba, misma que se asemejaba a la de un demonio con una pecaminosa lengua larga de la que se decía su mayor propósito era el de complacer a las damas con sexo oral.

Pero todo esto sólo fue una suposición de la gente bastante lejana a la realidad que fue aprovechada inteligentemente por Kiss para hacerse publicidad, puesto que el nombre proviene de una sugerencia de Paul Stanley a hacer referencia a una de las primeras bandas del baterista Peter Criss, la cual se llamaba Lips, jugando así con la frase “De los labios al beso sólo hay un paso”; mientras que la famosa seña que supuestamente evocaba al diablo, solo fue una casualidad que ocurrió cuando en un concierto Simmons intentó saludar al público mientras mantenía en su mano la plumilla con la que estaba tocando.

Led Zeppelin y el vínculo con el ocultismo que los llevó al éxito

Para nadie es un secreto el que el mítico guitarrista de la banda Led Zeppelin, Jimmy Page, sea un entusiasta de las ciencias ocultas, llegando a abrir una librería en Londres enfocada en este tipo de temas; es por esta razón que varias historias referentes a que realizó un pacto con Satán comenzaron a divulgarse.

Supuestamente, Page llegó a un acuerdo con el diablo para que este mismo le enseñara a tocar la guitarra, convirtiéndolo así en un prodigio de este instrumento; y como era de esperarse, esta fama de su cercanía con el lado oscuro también se trasladó a Led Zeppelin, siendo señalados de utilizar símbolos paganos en la portada de su disco ‘Led Zeppelin IV’, así como de haber incluido mensajes subliminales alusivos al diablo en la canción “Stairway to Heaven” con tal de llegar al éxito.

A tal grado llegaron los rumores, que se ha dicho que como parte de ese trato con Satanás, Jimmy Page fue el culpable de causar la muerte del hijo de Robert Plant, siendo esta la razón que motivara su separación; aunque de esto hay que mencionar está por mucho fuera de proporción, ya que, el hijo de Plant, Karac falleció por una infección estomacal.

¿Charles Manson quiso ser un rockstar?

La figura de Charles Manson es reconocida mundialmente como la de un criminal que junto a su grupo de seguidores realizó una serie de asesinatos a finales de los años sesenta, de entre los que destaca el de la esposa del director Roman Polanski, la actriz Sharon Tate; sin embargo; pocos saben que el líder de la “Familia Manson” bien pudo haber llegado a ser un rockstar del que ahora quizá estaríamos hablando en contexto distinto.

Es sabido que mucho antes de su faceta como autor intelectual de los asesinatos,  Manson era un músico aficionado que tuvo presencia en la escena underground de Los Ángeles, teniendo vinculo casual con el baterista y miembro fundador de The Beach Boys, Dennis Wilson; llegando a rumorearse también el que audicionó para incorporarse a una de las bandas sensación de la época, como lo fue The Monkees.

Luego de haber sido condenado por sus actos criminales, varias grabaciones de canciones escritas e interpretadas por Charles Manson salieron a la luz, confirmando su pasado como músico frustrado.

David Bowie, el extraterrestre

La teoría de que no estamos solos en el universo es algo que aún causa mucha controversia, pero, que a estas alturas de la vida podemos decir que existen varias señales que bien podrían demostrar esta idea y que por supuesto no han pasado desapercibidas para varias personas, teniendo un ejemplo bastante reconocido en el cantante británico David Bowie, quien en muchas de sus canciones plasmó esa fijación que tenía por el tema alienígena, al punto de llegar a considerar que Bowie no pertenecía a este planeta.

Fue en 1972 que David Bowie publicó su álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’ bajo un alter ego llamado Ziggy Stardust, que no era ni más ni menos que un mensajero de una civilización extraterrestre que se había fijado en la vida humana; por si fuera poco, Bowie también llevaría toda esa mística galáctica al mundo cinematográfico con la película The Man who Fell to Earth, terminando por aumentar los rumores sobre su procedencia alienígena.

Ciertamente es que a hoy día no existe una prueba contundente de que David Bowie fuera un alíen que se camuflajeó en nuestra sociedad bajo la identidad de un rockstar, pero sí podemos decir que su talento era algo fuera de este mundo y que esa fascinación por los seres espaciales logró plasmarla a la perfección en su música; aunque  ahora que el Pentágono ha desclasificado tres vídeos de avistamientos OVNI, puede que quizá empecemos a reconsiderar si realmente estamos solos en este inmenso universo y si no tenemos la prueba de ello en alguno de los discos que reposan en nuestra repisa.

The Dark Side of the Rainbow

A nadie en esta vida o en la otra le queda duda de que los discos de Pink Floyd son una obra de arte que navega por un sonido conceptual que raya en lo inefable; sin embargo, cuando se trata de hablar de la legendaria banda, no se puede evitar traer a la conversación a la maravilla de álbum que es ‘The Dark Side of the Moon’, el cual por años ha desatado una loca teoría que lo vincula de manera estrecha con la película de 1939, El Mago de Oz.

The Dark Side of the Rainbow es el nombre que recibe esta teoría, en la que se dice que si reproduces el álbum de Pink Floyd a la par de la cinta del director Victor Fleming, ambas obras se sincronizan como por arte de magia, formando una pieza audiovisual de proporciones épicas.

Dentro de las múltiples coincidencias que podemos encontrar en el emparejamiento de la imagen y el sonido, tenemos ese cambio del lado B del disco, que comienza con la canción “Money”, misma que coincide con la transición de la película de blanco y negro al color, o aquella escena en la que en los albores del tema “Eclipse”, donde se pueden escuchar una serie de latidos casi al final de la pieza, vemos a Dorothy acercar su cabeza al pecho del Hombre de Hojalata para darse cuenta de que carece de corazón.

No obstante, y muy a pesar de todos aquellos que han realizado este experimento, los integrantes de Pink Floyd siempre han negado que exista alguna conexión con el filme o que se hayan inspirado en ella para la producción de ‘The Dark Side of the Moon’, dejando en claro que sólo se trata de una casualidad que se ha popularizado por algún fan que en un lapsus de ocio consiguió vincular dos grandes obras sin relación alguna.

Las visitas al doctor de The Rolling Stones, Marilyn Manson y Rod Stewart

Los casos clínicos tampoco pueden faltar en la lista de mitos que se han inspirado en el rock, atendiendo en específico uno de The Rolling Stones  que resalta con superioridad de entre la cantidad de alcohol que han consumido los integrantes de la banda o de las mujeres con las que se han acostado en su alocada vida de rockstars; puesto que se ha dicho que la longevidad de Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood se debe a que cada cierto tiempo acudían a una unidad médica a cambiarse la sangre, haciendo funcionar así su propia fuente de la juventud.

Otro mito muy sonado de un músico por demás polémico, es aquel que cuenta que el rockero Marilyn Manson se extirpó un par de sus costillas para poderse practicar sexo oral a sí mismo, teniendo una bastante ilógica versión de la historia en la que Manson se quitó las costillas en pleno escenario, dándole los huesos a su baterista para que los ocupara como baquetas.

Aunque sin duda uno de las más hilarantes leyendas urbanas ha sido la que circuló hace algunos años sobre Rod Stewart, de quien se dijo le fue extraído un galón de semen tras haberle realizado un lavado de estómago posterior a fiesta salvaje en San Diego donde le práctico sexo oral a un grupo de marineros que estaban de paso.

Evidentemente cada una de estas historias fue negada rotundamente por los protagonistas, teniendo diferentes explicaciones a tan escandalosos rumores. En el caso de los Stones, fue Keith Richards quien aclaró la situación, mencionando que después de varios accidentes que había sufrido, había tenido que realizarse varias transfusiones de sangre; por su parte, Marilyn Manson nunca ha dicho que no se quitó las costillas, pero siempre se ha limitado a responder con comentarios sarcásticos como “si fuera cierto, tendría que lavarme muy bien la boca”, y finalmente en referencia al tema de Rod Stewart, el cantante escocés comentó que todo fue una calumnia por parte de su ex publicista Tony Moon, a quien despidió tiempo atrás.

La muerte de Elvis Presley y Jim Morrison siempre fue una farsa

Elvis Presley y Jim Morrison además de tener en común un título de nobleza otorgado por el público, siendo apodado uno como “El Rey” y el otro como “El Rey Lagarto”, respectivamente, también han sido objetivo de los mitos urbanos, llegando a afirmarse que ninguno de estos dos iconos del rock falleció como nos lo han hecho creer.

De Elvis se ha dicho que no murió en 1977, puesto que luego de ser anunciada su muerte un hombre con una apariencia similar a la suya compró un boleto para un vuelo que salía del país utilizando el nombre de John Burrows, el cual se ha podido reconocer como un seudónimo que Presley usó con anterioridad.

Una de las razones que habrían dado pie a que se montara una muerte falsa de Elvis, se atribuye a otro rumor que menciona que el “Rey del Rock” fue un espía al servicio de la CIA en los años sesenta, temiendo posteriormente el recibir alguna represalia por sus investigaciones, llegando así a la conclusión de que lo mejor para él era desaparecer definitivamente del ojo público a través de su fallecimiento.

Mientras tanto, el caso de Jim Morrison es más simple, ya que varias historias lo colocan como alguien que se encontraba harto de la fama que le había traído su carrera musical como vocalista de The Doors, por lo que decidió fingir su deceso en julio de 1971 en la ciudad de París; o al menos eso fue lo que alguna vez comentó Ray Manzarek, tecladista de la banda, haciendo énfasis en que era algo que sin duda hubiera hecho Morrison, pues se sentía algo propio de su personalidad.

Los Paul McCartney y Avril Lavigne que conocemos son fake

Por obvias razones, no podríamos terminar esta serie de mitos del rock sin antes hablar de la teoría conspirativa más relevante del siglo pasado y que ha perdurado por décadas hasta nuestros días, nos referimos a la supuesta muerte del integrante de la enigmática agrupación británica The Beatles, Paul McCartney.

La historia se remite al año 1966 cuando un enojado Paul McCartney salió del estudio de grabación, quien manejando en su Aston Martin sufriría un fatídico accidente tras el que perdería la vida. Posterior a esto y como una medida para no detener el éxito aplastante que el cuarteto de Liverpool estaba consiguiendo, se decidió en una junta con John, George y Ringo, así como Brian Epstein y George Martin, el que Paul sería reemplazado sin dejar que su figura continuara presente en la banda; de esta forma fue que se procedió a realizar un concurso de dobles, el cual ganó un hombre llamado William Campbell, que sorprendentemente tenía facciones parecidas a las de McCartney y una voz muy semejante a la suya.

De acuerdo con el rumor, las cosas parecieron continuar su rumbo sin complicación alguna para The Beatles y su nuevo integrante, o al menos esto sería hasta que en 1969 un programa de radio en Michigan fue sacudido por la llamada de un escucha que declaró que Paul McCartney estaba muerto; consecuentemente esto la historia se empezó a correr por todas partes, a pesar de los incesantes intentos de la banda por pararlos.

Sin embargo, una historia similar ocurriría varios años después, ya asentados en los años 2000, esto cuando una nueva loca teoría se soltó al decir que la Avril Lavigne que tenemos ahora, no era la original y había sido sustituida por una imitadora de la cantante.

Esto surgió a partir del regreso de Lavigne a la industria musical en 2007 con el álbum ‘The Best Damn Thing’, mismo que se dio de la mano de un cambio sustancioso en la apariencia de la canadiense, algo que empezó a mellar entre sus fans, quienes notaban grandes diferencias físicas y musicales entre la Avril de ahora y la chica que se dio a conocer a principios del nuevo milenio con su disco ‘Under My Skin’.

Los rumores no se hicieron esperar, aseverando que Avril Lavigne murió en 2003, pasando por versiones en las que su deceso se dio por la picadura de una garrapata o que se suicidó después de la muerte de su abuelo; aunque todas terminaban concordando en algo, la estrella femenina había sido reemplazada por la actriz Melissa Vandella, quien tenía muchas similitudes con Avril y en anteriores ocasiones había hecho acto de presencia en varios eventos suyos en los que cantaba algunas de sus canciones.

La realidad es que en ambos casos, tanto en el de Paul McCartney, como en el de Avril Lavigne, suena descabellado el que pudieran ser reemplazados así de la nada y más allá de las especulaciones o las tantas interpretaciones que tienen algunos fans sobre señales que apuntan a esto, no existe ninguna prueba que pueda confirmarlo, pero siempre quedará en nosotros esa pequeña duda de ¿Y si fuera cierto?

NO OLVIDEN SEGUIRNOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Facebook: /TheIndigoShow

Twitter: @theindigoshow

Instagram: @the_indigo_show

Publicaciones Populares

¡Síguenos en nuestras redes!

Participa en el Show

¡Sé parte del Show!

¿Quieres ser parte de The Indigo Show? Regístrate para participar.

Regístrate

¿Quiénes Somos?

The Indigo Show es un proyecto que nació para apoyar a la música independiente nacional, proyectos nuevos o ya consolidados. Es un concepto diseñado para apoyar al artista independiente e inició transmisiones en enero del 2017.

Contacto

Av. de las Granjas #531, C.P. 02310, Ciudad de México, Copyright The Indigo Show. Todos los derechos reservados.

To Top